COOPERATIVA LACARRERA

Con 50 años de historia, la cooperativa La Carrera ha decidido renovar su identidad de marca (logotipo y concepto) de la mano de nuestro estudio, Superfluido, especializado en branding. El trabajo que hemos realizado comenzó estudiando de una forma cuidadosa los logros y valores (intangibles y tangibles) de La Carrera y a partir de este diagnóstico empezamos a construir el nuevo concepto de identidad integral, estrategia y retos de comunicación de la marca.

Las conclusiones fueron que la anterior imagen ya había cumplido su cometido y planteaba problemas de reproducción sobre todo en el mundo digital. Al no haber mantenido una gestión de marca adecuada, se había perdido la coherencia y homogeneidad en soportes y aplicaciones, por lo que la imagen de marca había quedado obsoleta. A todo esto, había que sumar cambios internos y nuevos proyectos que aconsejaban crear una nueva identidad de marca para el futuro.

 La idea anterior y la imagen de marca de la cooperativa se basaban en el valor esfuerzo, donde la imagen del burro se entendía como metáfora de ese trabajo duro y tradicional. Partiendo de estos valores hemos sumado ahora nuevos enfoques, una filosofía más transversal, abierta y centrada en el equipo, en sus objetivos y retos.

Esos valores vuelven a estar presentes pero la representación del burro sería una reiteración de conceptos, aunque vamos a verlo de protagonista en el packaging.

 De esta forma hemos conectado pasado, presente y futuro a esta idea central de “El fruto de nuestro esfuerzo”.

Para la construcción gráfica del logotipo hemos unido las dos palabras consiguiendo así dar más énfasis y relevancia al nombre además de facilitar su lectura. La tipografía es robusta y amable,(cercana y popular) escrita en minúscula y solo destacando la C en mayúscula y en otro color para conseguir equilibrio visual. Una tipografía sana serif, que muestra algunos caracteres como la L, con gran personalidad. El símbolo está construido con líneas curvas simples, se inspira en las ruedas de molino para generar una C con un guiño a la hoja de olivo. El diseño ahora es más conceptual, limpio y con más impacto visual. Los nuevos elementos creados son: concepto de marca, logotipo, composición, tipografía, color y aplicaciones.